fbpx
662 671 518 hola@1785.es
0

Subtotal: 0,00


No hay productos en el carrito.

¿Sabes por qué celebramos el día de la Inmaculada Concepción?

El próximo 8 de diciembre celebramos en España el día de la Inmaculada. Día festivo, sí, pero, ¿Conoces realmente el origen de esta festividad?

El próximo 8 de diciembre celebramos en España el día de la Inmaculada.

Día festivo, sí, pero, ¿conoces realmente el origen de esta festividad?

Tenemos que remontarnos para ello hasta 1585 con el “Milagro de Empel”, a raíz del cual, la Inmaculada Concepción fue proclamada patrona de los Tercios Españoles.

¡Te lo contamos!

En plena guerra de los Ochenta Años, el 7 de Diciembre de 1585 en la isla de Bommel situada entre los ríos de Mosa y Waal, en los Países Bajos, un Tercio del ejército español fue rodeado por ingleses y holandeses.

A pesar de que parecía que la única salida para las tropas españolas iba a ser la rendición, cuando el almirante Hohenlohe-Neuenstein (que era quien estaba al mando de los tercios holandeses) propuso a los 5.000 soldados españoles que se rindieran con honores y así conservarían las armas y el estandarte, la respuesta española fue clara: “Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos”.

Lo que no imaginaban era lo que estaba a punto de suceder.
 
Ante la negativa a la rendición, y por lo estrecho que era el cerco en el que se encontraban los tercios españoles, el almirante Hohenlohe-Neuenstein decidió abrir los diques del río Mosa con la intención de inundar la zona donde se asentaba el campamento de nuestros soldados españoles, a quienes no les quedó otra opción que buscar algún lugar alto en el que protegerse.
 
Lo único que quedaba con tierra firme era el monte de Empel, y ahí es donde tuvieron que ir para refugiarse.
 
Al llegar al monte, mientras uno de los soldados cavaba una trinchera donde protegerse, encontró una tabla flamenca con la imagen de la Inmaculada Concepción. En aquel momento, aquello fue considerado como una señal divina y los soldados españoles no lo dudaron, colocaron la imagen en un improvisado altar y se encomendaron a ella.

Ya mientras dormían, aquella misma noche, ocurrió un hecho tan insólito que nadie lo esperaba. El agua del río Mosa se congeló totalmente como consecuencia de un intenso viento helado que se levantó de madrugada. Al darse cuenta de ello, los tercios españoles aprovecharon para cruzar el río helado y atacar por sorpresa a las tropas enemigas que dormían en sus barcos durante el amanecer de aquel 8 de diciembre, obteniendo finalmente la victoria.
 
El almirante Hohenlohe-Neuenstein no se esperaba para nada aquel ataque, y mucho menos la derrota a costa de un ejército español muy inferior en número al suyo. Para su pesar fue una derrota tan dura que hasta él mismo llegó a decir: “Tal parece que Dios es español al obrar contra mí tan gran milagro”.
 
Desde aquel entonces, la Inmaculada Concepción es patrona de los tercios españoles y, actualmente, lo es también de la infantería Española y de España. Y es que, siglos después de aquella gesta, científicos, historiadores y meteorólogos todavía siguen preguntándose cómo fue posible que en una sola noche se congelasen totalmente las aguas del río Mossa.
 
Un hecho insólito que hizo que cada 8 de diciembre se recuerde a aquellos héroes y que se celebre la festividad de la Inmaculada Concepción.
 

Hazte socio Socio. Únete a 1785

Nos estás ayudando a poner en valor todo lo positivo de nuestro país y a difundirlo de forma eficaz e independiente

Artículos Destacados

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENVÍO EXPRESS GRATUITO | 24-48 horas / Pedido mínimo 49€.